viernes, 28 de febrero de 2014

La gestión hídrica en el sector industrial.



Ayer recibimos la visita de Marina que nos explicó, desde la experiencia de Aqualogy, cómo realizan la gestión del agua y del medio ambiente vinculado a servicios y tecnología, y cómo incide en la industria, que supone uno de los mercados prioritarios por el alto consumo que demandan. Todo ello debe enfocarse desde la perspectiva de la escasez, donde solamente un 1% del agua en el mundo es aprovechable y el 70% está destinada a uso agrícola.


Marina en la Facultad de Económicas




De su escasez nace la necesidad de hacer un uso responsable y eficiente de los recursos, siendo la tensión hídrica una de las problemáticas a las que nos enfrentamos, previéndose que un 65% de la península la padecerá en 2030. 

Los retos a los que se enfrenta el sector son:

- Procesos productivos cada vez más eficientes, dando prioridad a la prevención de la contaminación en origen.
- Reducción de recursos utilizados.
- Sensibilidad a  los costes.






Establecer cambios exige un nuevo planteamiento y visión de la factoría, consiguiendo cada vez un mayor aprovechamiento y optimización de recursos, encontrando el equilibrio entre utilidad y viabilidad económica.

Utilizar instrumentos como la huella hídrica, nos permiten calcular datos para una empresa, que nos aportan una idea de cuán lejos está del objetivo óptimo de los recursos utilizados y de cómo tienen que ser sus políticas a la hora de aprovecharlos y mejorar su eficiencia.







jueves, 27 de febrero de 2014

Eficiencia Energética y Sistema Europeo de Comercio de Emisiones, con Miguel Rodríguez



El miércoles continuamos con la asignatura Empresa y Cambio Climático. Estuvo de nuevo con nosotros Miguel Rodríguez, retomando la clase anterior, en la que hablamos sobre la importancia de la eficiencia energética.

Comenzamos con el Paquete energía y clima (20/20/20) de la UE, ya que las políticas de la UE inciden sobre la eficiencia energética. Este paquete establece tres objetivos para 2020: una reducción del 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) frente a 1990, una disminución del 20% en el consumo energético respecto a las estimaciones para 2020 y alcanzar un 20% de cuota de energías renovables en el mix energético.

Para alcanzar estos objetivos, la UE ha establecido varias medidas. Podemos destacar la Directiva europea de eficiencia energética, que obliga a los socios a establecer Planes Nacionales de Acción para la Eficiencia Energética, y que propone mecanismos como la Estrategia Nacional de Rehabilitación de todo el parque de edificios o un Fondo Nacional de Eficiencia Energética para financiar proyectos de ahorro de energía.

Para lograr la reducción de las emisiones de GEI en un 20% desde 1990 (que equivale a un 14% desde 2005), el objetivo se divide entre los sectores incluidos en el Sistema Europeo de Comercio de Emisiones (SECE), que deberían reducir un 21% respecto a 2005, y los sectores no regulados, con un objetivo del 10%. Estos últimos reparten el esfuerzo en distintos objetivos nacionales, exigiendo más a los más ricos, como se recoge en el siguiente gráfico.


Fuente: Comisión Europea


El SECE es el principal instrumento de la política comunitaria contra el cambio climático. Es un instrumento económico que, como ya estudiamos en Economía Ambiental, permite alcanzar los objetivos de reducción de emisiones al mínimo coste posible.

Es un sistema “cap and trade”, es decir, el regulador establece un límite máximo de emisiones, reparte los derechos de emisión entre los sectores de la economía e instalaciones productivas reguladas y, posteriormente, cada empresa debe disponer de un permiso por cada tonelada de emisión realizada, pudiendo vender derechos si emite menos de lo que le asignaron, o comprar si es deficitaria.

De esta forma se consigue que las reducciones de emisiones las realicen las instalaciones a las que les cueste menos dicha reducción, ya que tendrán incentivos a vender derechos, mientras que a las que la reducción de emisiones les cueste mucho preferirán comprar los derechos y seguir emitiendo.

Por otro lado, también hablamos sobre intensidad energética (IE), que refleja la relación entre consumo energético y renta. Normalmente se suele utilizar para medir la eficiencia energética (EE). Sin embargo, la EE depende de más factores que la IE, destacando el caso de la productividad.

Para ilustrar esto, Miguel Rodríguez nos explicó un claro ejemplo. Supongamos que dos fabricantes de coches utilizan la misma energía para fabricar un vehículo, pero uno lo vende por un precio mayor al otro. El consumo energético por coche es el mismo (misma EE), pero el consumo con respecto al valor del coche es menor para la marca más cara (distinta IE).

miércoles, 26 de febrero de 2014

Visita a Samper y Couceiro



Este martes, dentro del módulo de medio ambiente y automoción, los alumnos del MGDS realizamos una visita a dos empresas de gestión de residuos. En primer lugar fuimos a la planta de Samper Refeinsa Galicia, situada en el polígono A Veigadaña, en Mos. Allí tuvo lugar el último seminario del módulo, impartido por Goretti Magdalena García, responsable de la cuenta de Samper Refeinsa Galicia en PSA Peugeot Citröen Vigo y que, además de Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, podemos destacar que es antigua alumna de nuestro máster. Asimismo, nos acompañó durante toda la tarde Rogelio Méndez, Responsable de Medio Ambiente de PSA Vigo y coordinador del módulo.

Comenzó el seminario con una introducción sobre la empresa, que gestiona diversos tipos de residuos, destacando algunos como los férricos y que, entre otras actividades, gestiona los residuos de PSA. Después, habló sobre varios gestores con los que trabajan, por ejemplo para plásticos, aceites usados o lodos de EDARI.

Uno de los principales objetivos para la empresa es conseguir reducir al máximo la parte de los residuos que se destruye, optando por otras alternativas como el reciclaje o la valorización energética.

Alumn@s del MGDS en las instalaciones de Samper

También es fundamental la vertiente económica. Para ello, un aspecto importante es la logística, debiéndose aprovechar cada transporte al máximo, principalmente mediante la compactación de los residuos. Aún así, siempre hay que tener en cuenta el consumo y contaminación del transporte, por lo que puede ser mejor la gestión en proximidad que una solución más sostenible situada a gran distancia.

Otra idea clave es que con los residuos se puede ganar dinero, aunque para ello debería haber una buena segregación en origen. Para ilustrar la importancia del aspecto económico de este sector, Goretti nos contó que muchos de los residuos cotizan en bolsa.

Tras hablarnos sobre su día a día, de qué es lo que hace en la práctica, tuvimos la oportunidad de comprobar el funcionamiento de la planta, visitando sus diversas naves y procesos.

Couceiro

Después nos dirigimos a la segunda empresa, Couceiro, dedicada también a la gestión de residuos, principalmente industriales, y donde pudimos conocer los diversos pasos que siguen los residuos desde la solicitud de admisión hasta su tratamiento en las distintas líneas de trabajo que utilizan.

Entre muchas otras actividades, trabaja con Samper y PSA para la gestión de los residuos de actividades auxiliares (por ejemplo del comedor), destacando la exigencia de que el 100% sea valorizado. Para ello, uno de los tratamientos que emplean es transformar los residuos en Combustible Sólido Recuperado (CSR), un combustible preparado a partir de residuos no peligrosos para su valorización energética, por ejemplo en cementeras para la producción de clinker.

Alumn@s del MGDS en las instalaciones de Couceiro

domingo, 23 de febrero de 2014

Marketing ecológico, por Antonio Chamorro



Esta semana contamos con la presencia de Antonio Chamorro, Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Extremadura. Actualmente es Profesor Contratado, Doctor en el Departamento de Dirección de Empresas y Sociología de la misma universidad.

En sus sesiones, que dieron comienzo a la asignatura de "Instrumentos de Gestión Ambiental en la Empresa", hablamos sobre etiquetado ecológico y marketing ecológico.

Marketing ecológico

Según la AMA, marketing es "una actividad, un conjunto de instituciones y procesos de creación, comunicación, entrega e intercambio de ofertas que tienen valor para los clientes, los socios y la sociedad en su conjunto”.

Si afinamos la mirada, y hablamos de marketing ecológico, un tercer actor se introduce en el juego comunicativo, lo llamamos las 3P: Profit, People, Planet, donde las tres partes ganan "win/win/win".

El marketing es un instrumento, y de su uso dependen los resultados de la comunicación que queramos establecer. De esta comunicación, el consumidor deberá analizar los mensajes y decidir cuál de aquellos quiere o debe aplicar, teniendo en cuenta su importante papel, ya que el consumidor es soberano en el mercado y sus decisiones van a tener una incidencia preponderante en el mismo.

Antonio Chamorro


Podemos aplicarlo desde dos perspectivas: desde el ámbito social y desde el ámbito empresarial. El primero se define por acciones desde instituciones sin fines de lucro (administraciones, grupos ecologistas, asociaciones de consumidores, etc.) "para difundir ideas y comportamientos medioambientalmente deseables entre los ciudadanos y los distintos agentes sociales y económicos", y la segunda, más enfocada a la empresa, busca tres objetivos: "que las necesidades del cliente sean satisfechas, que los objetivos de la organización sean conseguidos y que el proceso de intercambio sea compatible con el medio natural."

Se diferencia también según el público objetivo al que se dirija. Así, podemos encontrar a los consumidores, a las empresas o a los gobiernos. Además de las campañas de promoción de productos, ideas o hábitos, podemos encontrarnos con contracampañas o desmarketing, que contrariamente a su objetivo habitual, buscaría el desincentivo del consumo.

Tipología de la comunicación ecológica

La comunicación puede estar orientada hacia tres aspectos:
- Productos
- Empresas
- Hechos ecológicos

Algunas de las problemáticas que encontramos tras estas comunicaciones son la falta de precisión, su excesivo simbólismo, que sean imprecisas o demasiado genéricas para que el consumidor reciba un mensaje claro y real, lo que puede provocar excepticismo y confusión derivadas de un marketing poco correcto.

Es por ello que, para la ejecución de un correcto marketing ecológico debemos tener en cuenta:
- Que las necesidades del cliente sean satisfechas.
- Que la empresa obtenga beneficios.
- Que el proceso de intercambio sea compatible con el medio natural.

El etiquetado se presenta como parte de la solución a la falta de información y veracidad, pudiendo aportar datos sobre el origen del producto, componentes, eficiencia energética y consumo de recursos, e incluso la huella de carbono y emisiones de CO2 generadas en sus procesos productivos.

Es por ello que resulta interesante como instrumento diferenciador, permitiendo mejorar la comunicación y optimizar las decisiones de compra de los consumidores.

viernes, 21 de febrero de 2014

Presentación de alumnos del MGDS 2013/2014 (VI)



Hola. Mi nombre es Isabel del Canto Sevillano, pertenezco a la generación del '84 y soy de Zamora.

Licenciada en Ciencias del Mar por la Universidad de Vigo, al acabar la carrera, busqué trabajo sin perder de vista la posibilidad de hacer un máster. Finalmente opté por el máster debido a la falta de oportunidades de trabajo. Después de informarme sobre los diferentes másteres, me decidí por el Gestión y Desarrollo Sostenible por su temario, empresas colaboradoras y su oferta de prácticas, y por la recomendación de antiguos alumnos. Además de por su relación con el medio ambiente, tema al que cada día se le da más importancia en todos los ámbitos.

Isabel del Canto Sevillano y Francisco Ventin


Hola, mi nombre es Francisco Ventín, tengo 25 años, soy de Vigo y estudié Licenciatura en Economía por la Universidade de Vigo.

Desde que terminé la carrera en 2011 tenía claro que necesitaba perfeccionar mi perfil, y no ha sido hasta este año que me he atrevido a realizar un posgrado. La oferta es muy amplia, pero si me he decidido por éste máster es fundamentalmente por dos motivos.

Por un lado la parte medioambiental y del desarrollo sostenible, que siempre ha tenido gran interés para mí, y por otro lado la parte de “gestión”, lo que le añade un atractivo mayor. Decir también que en relación calidad – precio es un máster muy recomendable, ya que el perfil multidisciplinar de profesores y alumnos es otro de los grandes activos con los que cuenta.

Para terminar, si estás leyendo este blog porque piensas hacer el Máster en Gestión del Desarrollo Sostenible sin lugar a dudas te animo a que des el paso, realmente merece la pena.

miércoles, 19 de febrero de 2014

La importancia de la Eficiencia Energética, con Miguel Rodríguez Méndez



La clase del miércoles la dedicamos a la asignatura Empresa y Cambio Climático, con Miguel Rodríguez Méndez, profesor de la Universidad de Vigo. Es Licenciado y Doctor en Economía y sus investigaciones se centran en la Economía de la Energía y el Medio ambiente y en los Métodos de simulación en Economía, con publicaciones en libros y revistas científicas de referencia nacional e internacional como Energy Journal, Energy Policy, Climate Policy, Tourism Managemet o Hacienda Pública Española.

La clase estuvo centrada en la importancia de la eficiencia energética, algo fundamental para cuestiones tan relevantes como hacer frente al cambio climático y a la escasez de recursos, reducir la deuda externa en el sector de la energía y reforzar la independencia geopolítica y la seguridad energética, garantizar el crecimiento sostenible en tiempos de crisis económica o controlar los costes energéticos (reduciendo la necesidad de inversiones en infraestructuras energéticas).

Miguel Rodríguez Méndez

Empezamos deteniéndonos en la seguridad energética, ya que la UE y España presentan una gran dependencia, que ronda el 75% en nuestro país, por lo que la eficiencia energética permitiría reducir este problema. La principal causa de incertidumbre no es tanto que no haya oferta de petróleo en los mercados internacionales, sino la gran variabilidad de los precios, que pueden disparar la factura energética.

El precio del crudo pasó de unos 20 a más de 100 dólares por barril en la última década, un crecimiento brutal, que reduce la parte de nuestra producción que se reparte entre remuneración de trabajo y capital, y lo hace de forma apreciable, ya que las importaciones de energía suponen una quinta parte del total.

Parte de la clase la dedicamos a buscar las causas del auge de los precios de la energía. Si analizamos la producción de petróleo, vemos que nunca se había producido tanto, porque tampoco nunca se había demandado tanto. La demanda está experimentando un fuerte incremento, que se debe principalmente al gran crecimiento de los países emergentes, particularmente China. Para cubrir esta demanda se ha recurrido a petróleos no convencionales, con mayores costes de producción, lo que explica el aumento del precio.

Por lo tanto, si se siguen utilizando estos yacimientos de petróleo, es previsible que los precios sigan siendo elevados. Así, es posible que si el crudo llega a un precio suficientemente alto, otras tecnologías alternativas pasen a ser competitivas, lo que podría convertirse en la forma de hacer frente a problemas medioambientales como el cambio climático.

lunes, 17 de febrero de 2014

Gestión Ambiental en Automoción: Gestamp y Snop


El viernes pasado continuamos con el módulo de Medio Ambiente y Automoción. En la primera parte recibimos a Verónica García Correa, bióloga, Máster en Educación Ambiental y Técnica en PRL que ejerce como profesional responsable del área de medio ambiente en Gestamp desde 2003.

Gestamp es una multinacional  dedicada al sector del acero y componentes de automoción. Dentro de su cadena de producción podemos encontrar diferentes procesos como son la estampación, soldadura, ensamblado y línea de cataforésis.


Verónica García Correa

El sistema de gestión ambiental


Hay que tener en cuenta diversos enfoques, pero es importante destacar dos puntos clave: por un lado la importancia de la idea de prevención de la generación de residuos y emisiones, utilización de productos menos dañinos, control del consumo de recursos, frente a la gestión de final de tubería, y por otro lado la concepción del SGA de manera transversal de modo que todos los departamentos de la empresa se impliquen, concibiendo este no solo como un departamento aislado.

Para comenzar la implantación del SGA es vital, en primer lugar, conocer los procesos e instalaciones existentes, y en segundo lugar, establecer los flujos para cada proceso/instalación/servicio, analizando sus aspectos ambientales, la legislación o requisitos aplicables y las opciones de mejora.

¿Cuál es la clave para que el SGA funcione, sea eficaz y aporte valor a la empresa?

Verónica ha destacado diversos aspectos necesarios para que el SGA funcione de forma eficaz:

- Es necesaria  la implicación de la dirección
- El medio ambiente como parte de la cultura industrial de la organización
- Transversalidad del área de medio ambiente
- Implicación del líder de medio ambiente en el funcionamiento global de la empresa
- Personalizado y ajustado a la realidad de la empresa
- Indicadores ajustados que nos permiten medir y hacer seguimiento de parámetros medioambientales y económico-ambientales.
- Implicación de los trabajadores
- Concebir el SGA como fuente de beneficios medioambientales pero también económicos

 "El que contamina paga y el que descontamina ahorra"

Por último destacamos los beneficios y mejoras que la implantación del SGA aporta. Entre estos podemos destacar una recogida selectiva implantada, organizada y controlada, la reducción de costes de gestión de residuos y generación de residuos, el control y reducción de consumo de EPI´s, el establecimiento de control de los productos químicos y la reducción del gasto energético.



El segundo ponente de la tarde fue Marcos González Alonso, Ingeniero Técnico Industrial, especialidad en Química Industrial, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) y Máster en Dirección de Operaciones y Logística Integral. Ha desarrollado su carrera profesional en tareas relacionadas con Calidad, Medioambiente, Prevención, Compras y Logística en empresas del sector automoción, siendo actualmente Responsable de Calidad, Medioambiente y PRL en Snop Estampación.

Perteneciente al Grupo FSD, de origen francés, SNOP Estampación es una empresa dedicada a la fabricación de componentes metálicos para el sector automovilístico mediante estampación, perfilado y soldadura. Una de sus cuatro fábricas españolas se encuentra en Vigo (Nigrán). 
Marcos González Alonso


Marcos González comenzó explicando los procesos que se llevan a cabo en esta planta, prestando especial atención a los residuos generados en cada uno. Junto a aceites, filtros o absorbentes, destacan los residuos metálicos, como el cobre o el acero. Este es el más abundante ya que, especialmente en la zona de prensas, se genera una gran cantidad de recortes. De hecho, tienen un mecanismo automático de recogida, con una cinta que lleva la chatarra a un contenedor.

A continuación, Marcos González pasó a hablar sobre herramientas de gestión medioambiental: sistemas de gestión (ISO 14001 o EMAS), herramientas de mejora (indicadores, paretos, PDCA o brainstorming) y herramientas LEAN (5S, gestión visual, estandarización…).

También habló sobre un aspecto importante para cualquier gestor, la gestión de personas. Por muy bien que diseñe el sistema de gestión ambiental, el gestor no puede conseguir por si mismo que funcione correctamente, sino que necesitará la colaboración del resto de trabajadores. Para ello, Marcos González comentó varias cuestiones para gestionar adecuadamente a las personas, como el trabajo en equipo, la empatía, la gestión del cambio, la gestión de las expectativas o el liderazgo.

El seminario finalizó con un caso práctico de reducción de residuos peligrosos (absorbentes), que se ha llevado a cabo en Snop, consiguiendo una reducción del 90% del residuo, del 50% del coste de gestión y la implicación del personal.